El Realismo de Gustave Courbet

Marzo 30, 2016, 10:51 AM

La pintura llamada realista es fiel a lo que ocurre en la realidad y se aleja lo más posible de la fantasía y de la modificación o interpretación de datos.

La corriente artística realista del siglo XIX nació de la rebeldía. Los pintores quitaron sus ojos de aquello que la alta sociedad –los reyes, la aristocracia y el clero– decía que debía ser pintado, y los pusieron sobre la pobreza y los pies sucios del pueblo. En el tiempo en que se manifestó por primera vez el realismo como un movimiento, el termino “realismo” no se utilizaba para hacer énfasis en qué tan real se veía lo representado, como se hizo durante el siglo XX con el movimiento hiperrealista, sino en el aspecto filosófico de lo que significa ser realista y decir las cosas sin adornos.

Young Ladies on the Banks of the Seine (Summer) *oil on canvas *174 x 206 cm *signed b.l.: G. Courbet. *1857

El realismo no es un estilo, sino una aproximación y un objetivo, según el critico y pintor John Berger. El realismo no consiste en establecer cómo son las cosas reales, sino en como son las cosas en realidad, abriendo todas la heridas que se pretenden cerrar precipitada y simplemente por aplastar el juicio. En tanto que el idilio –la fantasia– cierra las heridas y las seca produciendo una sensación de confort.

Fox_In_The_Snow_-_Courbet_(1860) Gustave_Courbet_-_Jo,_the_Beautiful_Irish_Girl_-_Google_Art_Project

Courbet_LAtelier_du_peintre

El famoso pintor Gustave Courbet (10 de junio de 1819 – 31 de Diciembre de 1877) fue un pintor Francés que dirigió el movimiento realista durante el siglo XIX. Es ampliamente conocido como un pintor innovador y por haber acuñado el termino “realismo”. Courbet fue un pintor figurativo, paisajista y de marinas. Trabajó principalmente con temas sociales, como las condiciones de trabajo de los obreros pobres. Su obra no pertenece a las predominantes corrientes romancista y neoclásica de su tiempo, contrario a ellas Courbet creía que la misión del pintor realista era perseguir la verdad, la cual ayudaría a borrar contradicciones sociales y desequilibrios.

 

“Tengo 50 años y he vivido siempre en libertad; permítanme terminar mi vida en libertad; cuando muera, que esto sea dicho de mi: Él no perteneció a ninguna escuela, a ninguna institución, a ninguna academia, a ninguna religión y mucho menos a ningún régimen, excepto el régimen de la libertad”

 

Courbet_Autoportrait L'homme à la pipe (Self-portrait, Man with a pipe), 1848–49, Musée Fabre, Montpellier

 

 

Dejar un comentario: