La técnica de pintura a la caseína

Octubre 17, 2016, 1:19 PM

La caseína (del latín caseus, “queso”) es el nombre que se le da a una familia de fosfoproteínas relacionadas, empleada por distintos pintores a lo largo de la historia como medio para pintar o fijar materiales en sus pinturas. Este compuesto se encuentra comúnmente en la leche de diversos mamíferos, así como también en la sangre de distintos animales. La caseína posee una gran variedad de usos, desde ser uno de los componentes principales del queso, hasta sus ya mencionados usos como pegamento o medio para fabricar pintura.

La caseína ha sido utilizada como medio para pintar desde hace varios siglos. Incluso podríamos decir que ha sido empleada desde hace milenios, ya que los pintores de las cavernas inconscientemente hicieron uso de sus cualidades como fijador, al pintar con sangre, leche u otros fluidos animales que la contienen. En épocas mas cercanas a la nuestra -más cercanas que la época de las cavernas-, la caseína fue utilizada por artesanos que fabricaban cartonería, o por pintores que hacían trabajos en papel o pergamino, como las ilustraciones de manuscritos de la Edad Media. En el caso de los manuscritos, algunas de sus ilustraciones se realizaban con temple de leche, el cual por las características brillantes y fijantes de la caseína, era ideal para adherir los pigmentos a las páginas de tal forma que aguantaran el movimiento que implica pasar las páginas al leer los libros, sin caerse con el tiempo.

 

Descent of the Holy Spirit, The Black Hours, c. 1475

Descenso del Espíritu Santo, The Black Hours (Libro negro de las horas), c. 1475.

 

La caseína como medio de pintura fue también ampliamente utilizada en Egipto, a manera de temple de caseína. Como muchos sabrán, la pintura al temple es una que utiliza huevo como medio principal, para pegar los pigmentos al soporte. El temple de caseína posee las mismas características del temple de huevo tradicional, que son una gran luminosidad en el color y ventajas para ser trabajado a manera de veladuras; a esto se suman las características de la caseína, que son un pegado mucho más fuerte al soporte que el que permite el temple por sí solo, así como la capacidad de cargar una mucho mayor cantidad de pigmentos, por la propia adherencia del medio.

Otra importante ventaja que la caseína le presta al temple al ser mezclado con éste, es el hecho de que la caseína con el tiempo se vuelve insoluble al agua e impermeable, ayudando así a dar una solución parcial a problemas que el temple tiende desarrollar, debido a su sensibilidad al exceso de humedad del ambiente. La pintura de caseína y de temple de caseína son ideales para ser utilizadas sobre papel, muros, maderas, piedras, etcétera, debido al impresionante anclaje que ésta posee. Lo que se trabaja con ella tiene la gran virtud de poder sobrevivir a sus creadores por varios siglos, gracias a su impactante capacidad de pegado y a su cualidad de volverse insoluble al agua.

 

fresco-from-the-tomb-of-nebamun-fragment-of-a-polychrome-tomb-painting-showing-a-banquet-scene-egypt-18th

Fresco en la tumba de Nebamun, fragmento de una pintura policrómática, Egipto, h. 1350 A.C.

 

Fayum-01 (1)

Retrato de un hombre joven, de los retratos mortuorios de El Fayum, temple con cera sobre madera, principios del siglo III D.C.

 

Una gran virtud que presenta la pintura de caseína es su capacidad de ser utilizada en conjunto con técnicas de cera, a manera de técnica mixta. Esta cualidad se la da el hecho de que la pintura de caseína, una vez evaporada el agua que contiene, es una pintura muy seca y absorbente. La caseína es un pegamento sumamente fuerte, por lo que no es necesaria una gran cantidad para pegar volúmenes grandes de cargas o pigmentos sobre un soporte. Esta particularidad la vuelve una técnica que, una vez seca, produce superficies sumamente absorbentes, que tienen la misma textura de los polvos y pigmentos que se usaran para pintar sobre el soporte.

El tipo de superficies producidas por la pintura de caseína son ideales para posteriormente ser trabajadas con materiales que requieren de gran absorción para estimular su adherencia y secado, como podrían ser las técnicas de cera como el jabón de cera, el temple de jabón de cera y la técnica de encausto. La técnica mixta de cera y caseína fue también ampliamente utilizada en Egipto, y la podemos encontrar en trabajos como los retratos mortuorios del Fayum. Hoy en día, la caseína suele utilizarse para realizar imprimaturas óptimas para la técnica de encausto.

 

klimt94-beethoven-frieze

Gustave Klimt, Frizo de Beethoven, caseína sobre muro, 1901.

 

Si bien la técnica de caseína ha caído en desuso en últimos tiempos, fue ampliamente utilizada en distintos oficios, aún hasta mediados de los años 50 del siglo XX. Gracias a lo barato que puede ser pintar en técnica de caseína, a la posibilidad que ella permite de preparar fácilmente grandes cantidades de pintura y a su cualidad de volverse insoluble al agua con el tiempo, la pintura de caseína fue utilizada considerablemente durante el siglo XIX como pintura para muros y también como técnica mural. Un buen ejemplo de la técnica de caseína utilizada en pintura mural es el Frizo de Beethoven, pintado por el pintor Gustave Klimt en 1901.

Otro uso común que tuvo la pintura de caseína, aún hasta mediados del siglo XX, fue su uso como medio para ilustración, uso que sería sustituido posteriormente por el acrílico, conforme éste fue aceptado por el mercado.

 

Edvard Munch, The Scream, 1893

Edvard Munch, El grito, óleo, temple de caseína, pastel y crayon sobre tabla, 1893

 

Pese a que la caseína no es actualmente un medio tan conocido como lo son el óleo, la acuarela o el acrílico, múltiples pintores famosos han hecho un uso extensivo de este medio en su pintura, ya sea como medio para pintar o como fijador de materiales. La famosa pintura El Grito de Edvard Munch fue realizada con temple de caseína, Degas usó la caseína para fijar sus pinturas de pastel, Turner la utilizó en muchos de sus apuntes, Matisse trabajó con caseína en algunos de sus trabajos y Klimt la utilizó en el Frizo de Beethoven, así como en partes de algunas de sus otras obras.

 

121407_edgar-degas-artwork2

Edgar Degas, pintura con pastel.

 

Dejar un comentario: